La experiencia del usuario en el Business Intelligence.
Inteligencia comercial

La experiencia del usuario en el Business Intelligence.

Las aplicaciones de software, históricamente han sido construidas con un propósito muy específico. Piense que se han creado programas tan específicos como diferentes: desde procesadores de palabras diseñados para escribir y editar documentos, hasta hojas de cálculo para trabajar con números.

Pero en la actualidad, hemos ido mucho más allá. Las herramientas más modernas de hoy permiten entremezclar softwares muy diferentes. Por ejemplo, se puede copiar una parte de una hoja de cálculo y pegarla en un documento word, o incluso realizar algunos cálculos básicos dentro de él. Sin embargo, el grado de funcionalidad de entrelazado, para los grandes profesionales que las usan a nivel muy avanzado, es limitado y todavía existe una clara distinción entre el procesamiento de textos y hojas de cálculo.

Bajo este misma prisma se sitúa el business intelligence (BI) de espacio con respecto a los paneles y descubrimientos visuales. La mayoría de BI y soluciones analíticas disponibles en el mercado ofrecen productos separados para paneles y descubrimientos visuales, y están dirigidos a audiencias claramente diferenciadas:

  • Los paneles son generalmente destinados exclusivamente a consumidores de información, es decir, personas que necesitan controlar sus negocios sobre una base regular.
  • El descubrimiento visual, por el contrario, apunta a los productores de información, aquellos que necesitan para explorar los datos responder a preguntas y ofrecer ideas para el negocio.

Esta diferenciación entre ambos estilos de análisis hace ampliar y viciar la hipótesis acerca de la forma en que la gente quiere trabajar con datos, y termina por encerrarlos dentro de rígidos roles del usuario.

Es por esto por lo que considero que lo óptimo se encuentra en algún punto intermedio. Mientras un jefe de ventas puede depender de paneles operativos para analizar su producción trimestral, también puede tener acceso a un entorno de descubrimiento visual, a formular preguntas complementarias que no pueden ser respondidas en una preconstrucción de un tablero de a bordo.

¿Cuáles son las mayores oportunidades respecto a un riesgo determinado?

Existe una correlación entre el tamaño del pedido promedio y la antigüedad del representante de ventas. Si bien esto puede parecer obvio, la realidad es que pocas soluciones de BI apoyan este enfoque. Hoy las soluciones de BI deben adaptarse a la forma moderna de trabajar con datos, soluciones que permitan una transición sin problemas entre los paneles y el descubrimiento, como parte de una sola experiencia integrada. La gente no debería tener que pensar en lo que pueda suponer un panel respecto un descubrimiento visual y viceversa. Al final sólo consiste en trabajar con datos y complementar ambas. Por tanto, si conseguimos eliminar las líneas que separan paneles y el descubrimientos visuales, el consumidor de información puede ser más eficiente y hacer que toda la organización sea significativamente más productiva.

Pero esto no sólo se ciñe a la forma en que las personas trabajan con datos. También afecta a dónde hacerlo. Piense lo siguiente, ¿Cuántos de nosotros verificamos nuestro correo electrónico empresarial poco después de despertarnos cada mañana? ¿O ponernos al día con el trabajo en el viaje del tren a la oficina? Cada día tenemos que tomar importantes decisiones comerciales cuando no estamos sentados delante de nuestros ordenadores de trabajo. Así, adquieren mucha más importancia antojándose casi indispnesables, BI portables, disponibles para móviles o accesibles mediante app. Un reciente estudio de Forrester indica que el porcentaje de empresas que hacen aplicaciones de BI disponibles en dispositivos móviles se ha cuadruplicado desde 2012. Y, sin embargo, el mismo informe sostiene que el potencial de transformación de BI para móviles sigue siendo insuficientemente explorado. Las soluciones de BI deben dar a la gente acceso a insights donde quiera que vayan, conectados o desconectados.

Por último, garantizar el éxito con BI y analytics también significa reconocer que diferentes personas prefieren diferentes herramientas. A pesar de la existencia de los estándares de la empresa sancionada de forma centralizada, hoy en día las personas pueden descargar fácilmente una gran variedad de productos de autoservicio para analizar sus datos. Lamentablemente esto trae consigo un mayor riesgo de silos e informes analíticos hacia el caos. Gartner estima que, en 2017, menos del 10% del self-service de iniciativas de BI serán gobernadas suficientemente para evitar inconsistencias que afecten negativamente al negocio. En otras palabras, vamos a pasar más tiempo discutiendo sobre qué cifras son correctas, en lugar de tener conversaciones comerciales significativas.

El moderno panorama empresarial exige un nuevo enfoque a la experiencia del usuario. Debe centrarse en cómo la gente analiza y explora los datos y no en rígidos roles de usuario. Uno que ofrece un análisis en cualquier lugar, desde la oficina a la planta de fabricación a la tienda, y uno que permite la interoperabilidad entre diferentes productos.

Nuestros estilos de trabajo han evolucionado. BI y sus soluciones de análisis deberían hacer lo mismo. De lo contrario, todos nos quedaremos con procesadores de texto y hojas de cálculo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *